CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO MANCHEGO

miércoles, agosto 03, 2016


Hace tiempo que tenía ganas de preparar estas croquetas, desde que las probé en el último cumpleaños de Begoña. Tenía claro que iba a estrenar mi nueva freidora con ellas. Y es que cuando vi la freidora me enamoré de ella tanto como de las mismísimas croquetas. Cuando me casé compré una freidora estupenda, enorme...y con el paso del tiempo me di cuenta de que en casa, que no somos muchos, una freidora tan grande no tenía nada de uso. Por lo que acabó en casa de mi suegra. Así que cuando vi ésta de Magefesa, el modelo Milos 2, una freidora pequeña y coqueta, con una capacidad para dos litros de aceite me di cuenta de que se trataba de la freidora perfecta para nuestra casa. 


Una freidora con una potencia de 1700 W, con capacidad para dos litros, interruptor térmico de seguridad, tapa con filtro, cuerpo y tapa de acero inoxidable, termostato de 130 a 190 grados y cestillo extraible, además totalmente desmontable para facilitar su limpieza. Y lo mejor de todo es su fantástico precio, ya que no llega a los 50 euros. Una opción perfecta para que nuestras frituras salgan perfectas y uniformes. 


 INGREDIENTES:

  • 150 gr. de queso manchego semicurado
  • 100 gr. de chorizo ibérico
  • 50 gr. de mantequilla
  • 750 ml. de leche entera
  • 70 gr. de harina
  • Sal
  • 3 huevos
  • Pan ralado
  • Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN:
Primero haremos la bechamel, para ello pondremos a derretir la mantequilla en una cazuela. Una vez derretida añadimos la harina y removemos con unas varillas manuales hasta que se integre totalmente, vamos añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover, hasta que la hayamos añadido completamente. Después dejamos, a fuego lento, durante unos diez o quince minutos, sin dejar de remover, hasta que la mezcla empiece a espesar. Salamos. Trituramos el chorizo sin convertirlo en polvo y también cortamos el queso, añadimos ambos a la mezcla de bechamel. Seguimos removiendo hasta que el queso se derrita completamente y haya conseguido el espesor deseado, volvemos a probar de sal y, en su caso, rectificamos. Vertemos la mezcla en una fuente y tapamos con film transparente. Dejamos enfriar y metemos en la nevera unas horas o de un día para otro.
Una vez fría la masa cogemos porciones de la misma con una cucharilla y vamos pasando por pan rallado, dándole forma de bolitas. Continuamos hasta acabar la masa. Después pasamos por huevo batido y de nuevo por pan rallado, apretando bien la cobertura para que no se deshaga mientras se cocina. Si no las vamos a freír todas congelaremos dentro de un tupper las que no vayamos a cocinar. Calentamos bien el aceite de la freidora y una vez bien caliente añadimos las croquetas, en tandas de cinco o seis, una vez bien doradas sacamos y dejamos en una fuente sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. 


Servimos bien calientes acompañadas de una ensalada. Son realmente un bocado delicioso. Riquísimas, las recomiendo cien por cien.


Feliz miércoles.
 photo FIRMA_zpswt2soewb.jpg

También te gustará

1 comentarios

  1. Hola, me encantan tus recetas, he hecho muchas. ¿que cantidad de chorizo le pones? gracias.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe