TARTA DE LINZ

viernes, febrero 14, 2014

La tarta de Linz o Linzetorte  emplea una masa muy crujiente hecha con harina, mantequilla sin sal, yema de huevo, ralladura de limón, canela y zumo de limón, y lleva frutos secos molidos, normalmente avellana (pero también pueden emplearse nueces o almendras), cubiertos con un relleno de mermelada de grosella o, alternativamente, de ciruela, frambuesa espesa o albaricoque. Se cubre con un enrejado hecho de masa, elaborado extendiéndola en tiras muy finas que se disponen cruzándolas sobre la confitura. La masa se pinta con clara de huevo batida ligeramente, se hornea, y a veces se decora con almendra fileteada. La tarta Linzer es un clásico en las fiestas austriacas, húngaras, suizas y alemanas, tomada a menudo en Navidad. A menudo se elabora en tamaño pequeño, de tartaleta. Este tipo de tarta reconozco que no son mi debilidad, me como un trocito y poco más, me resultan muy pesadas, aunque me apetecía prepararla mucho,  y he aprovechado para hacerla en San Valentín y darle un toque acorde con el día. Mi receta cambia ligeramente de la que os he puesto arriba (que es la definición que da la wikipedia). Espero que os guste.

INGREDIENTES (para la tarta grande y la pequeñita):
  • 250 gr. de harina
  • 250 gr. de almendra molida
  • 250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar blanquilla
  • 2 huevos
  • Ralladura de limón
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo
  • 300 gr. de mermelada de frambuesas (casera)
  • Un poco de leche
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glass para decorar
PREPARACIÓN:
Vertemos la harina en un bol amplio y hacemos un hueco en el centro. Ponemos dentro la sal, los huevos, la mantequilla y el azúcar. Amasamos con las manos y, a continuación, añadimos las almendras, la ralladura de limón, la canela molida y el cacao. Después mezclamos todo con los dedos. Amasamos hasta que adquiera una consistencia arenosa. Hacemos una bola con la masa, envolvemos en film transparente y dejamos en la nevera durante al menos una hora (aunque es mejor dejarla de un día para otro, como hice yo).
Sacamos del frigorífico y extendemos poco más de la mitad de la masa sobre una superficie enharinada, con la ayuda de un rodillo. Engrasamos un molde con mantequilla. Y enrollamos la masa en el mismo rodillo para ayudarnos a trasladarla al molde, Desenrollamos sobre el molde y presionamos contra el fondo y las paredes. Pasamos el rodillo por por encima del molde para quitar el sobrante. Igual haremos con el molde pequeñito.
Disponemos la mermelada sobre el fondo de la tarta. Extendemos el resto de masa sobrante. Hacemos tiras, y si queréis podéis hacer el tradicional enrejado que lleva esta tarta, o como yo he hecho, poniendo unas tiras horizontalmente y después cortando la masa con un cortapastas en forma de corazón e ir poniendo sobre dos tiras cada corazón. En la tarta pequeña, haremos un círculo del tamaña del molde. Sacamos un corazón del centro con el cortapastas, y cubrimos la tarta, quitando el sobrante de los laterales. Pincelamos ambas tartas con un poco de  leche (o clara de huevo) e introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 30 minutos o un poco más, hasta que veamos dorada la superficie. Sacamos y dejamos enfriar totalmente. Cuando vayamos a servir espolvoreamos con azúcar glass.
Es una tarta que gana con los días, según dicen se toma a los dos o tres días de prepararla. Aunque nosotros no esperamos tanto y a las horas de hacerla la partimos, aunque sí que es verdad que con las horas ganó.
Feliz día de San Valentín.
Lidia.

También te gustará

18 comentarios

  1. No tenía ni idea de la existencia de esta tarta, mon dieu qué requetebuena tiene que estar!!!

    ResponderEliminar
  2. No me importaría en absoluto tomarme un café contigo y con un trocito de esta tarta. Voy a volverme a leer la receta a ver si tengo existencias.
    Un besote y buen finde.
    Mar

    ResponderEliminar
  3. Guau, qué pintón! Pues pienso hacerla hoy mismo, qué lujazo de tartaaa.

    Besotes y feliz San Valentín :)

    ResponderEliminar
  4. Que pintaza tiene esta tarta! tiene que estar riquisima!!!

    Un saludo,
    y feliz San Valentin :) http://cocinaconann.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. No conocía esta tarta, desde luego se ve bien buena.
    Feliz San Valentín!

    ResponderEliminar
  6. Una tarta estupenda y muy bonita, besos.

    ResponderEliminar
  7. Un clásico que nunca falla, y siempre admite un toque original con especias o con algún relleno delicioso. Yo me quedo con los trocitos que te sobren si quieres. Feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Además de deliciosa, te ha quedado preciosa esta tarta! Me gusta mucho :) y al mirar las fotos, sólo te vienen ganas de coger un cachito! Cómo me gustaría tener un trocito para la merienda :P

    Besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  9. madre mía, menuda tarta... cero que esa base me gustaría, me encantaría, y el conjunto tiene que ser también bestial, aparte de lo bonita que es esta tarta

    ResponderEliminar
  10. Es una tarta muy rica, me gusta la presentación con los corazones y la mermelada casera, queda muy bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. tão linda e a combinar com o dia, uma sugestão deliciosa e bem bonita.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  12. Uala! pero esto tiene que estar requetebueno, esta respostería europea que desconocemos me chifla, al menos yo no conocía esta tarta, y en pequeñito me encanta.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  13. No conocía yo esta tarta, y me ha encantado. Acompañada de un té tiene que estar de vicio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Nunca había oído de la existencia de esta tarta, pero tiene una pinta rica, rica. Además te quedó muy bonita ;) Besitos

    ResponderEliminar
  15. Muy rica, se le ve una tarta impecable.Besosss y buenas noches cielo.

    ResponderEliminar
  16. Con tu permiso anoto receta, porque con esa pinta estoy segura de que no podré para de comermela! Bss

    ResponderEliminar
  17. Te quedó una tarta preciosa y original, muy de San Valentín =)
    Un besote y feliz semana!

    ResponderEliminar
  18. Una tarta deliciosa, esa masa crujiente con mermelada casera debe ser lo más. Y además, preciosa.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe