PASTAS DE TÉ

viernes, abril 05, 2013

 No pensaba publicar estas pastas de té, ya que son sólo una variante de una receta que ya tengo publicada en el blog, las galletas de mantequilla. Pero fue tal la aceptación que tuvieron el otro día en Facebook cuando ponía la foto que he decidido publicarlas. No hace falta decir que la misma tarde que las horneé desaparecieron, no quedó ninguna como muestra. Las llevé a una reunión y vino la caja vacía.Preparé algunas con boquilla rizada, las que llevan chocolate, y luego añadí un poco más de harina a la masa para hacer las restantes. Las de mermelada van dobles, más finitas. Las demás van más gorditas, unas con azúcar granulado, otras con almendra y las otras con azúcar glass. Todas exquisitas.
 INGREDIENTES: 

  • 300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. de azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 500 gr. de harina (con esta textura haremos las rizadas) + 100 gr. de harina (con esta textura haremos las demás)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Mermelada de fresa (la mía casera)
  • Azúcar granulado
  • Azúcar glass
  • Media tableta de chocolate con leche (podéis ponerle chocolate de cobertura)
  • Unas cuantas almendras peladas

PREPARACIÓN: 
Podemos, como siempre amasar a mano. Yo de nuevo lo he hecho en la Kitchen Aid, con el batidor plano. Batimos bien la mantequilla hasta que quede a punto de pomada y añadimos el azúcar. Integramos bien y agregamos los huevos batidos. Cuando se hayan integrado añadiremos la esencia de vainilla. Es entonces cuando empezaremos a añadir la harina tamizada. Cuando llevemos 500 gr. y la masa ya tenga consistencia, pero aún esté blandita, sacaremos unas cuantas cucharadas de masa y las introduciremos en una manga pastelera con boquilla rizada. Con ella iremos haciendo las galletas rizadas, unas en forma alargada y las otras en forma circular, y lo haremos sobre una bandeja de hornear con papel de hornear. Introducimos en el frigorífico durante una hora más o menos.

 Mientras, añadiremos un poco más de harina a la masa que teníamos en el bol hasta completarla toda. Hacemos una bola con la masa, que será mucho menos pringosa que la anterior, e introducimos liada en papel film durante unas dos horas en el frigorífico.
 Las primeras galletas las podremos hornear a partir de la hora. Lo haremos a 190º durante unos diez o doce minutos. La masa que tenemos en el frigorífico la extenderemos entre dos papeles de hornear y cortaremos unas galletas de un grosor de 1 cm. y las que van a ir con mermelada de medio centímetro más o menos, dejando en la mitad de ellas un hueco (en mi caso lo hice con un cortador más pequeño en forma de corazón). Las más gruesas las dividiremos en tres grupos, a unas las pondremos una almendra, presionando levemente sobre la masa, a las otras le pondremos azúcar granulado por encima y a otro grupo las dejaremos sin hacer nada.  Ponemos también sobre un papel de hornear en una bandeja de horno y vamos horneando, teniendo en cuenta que las más finitas se hornearán antes. Sacamos y dejamos enfriar todas sobre una rejilla. Procuramos hornear todas las galletas de igual tamaño para que se horneen por igual y además tendremos en cuenta que mientras se hornean unas las otras las tendremos en el frigorífico para que no pierdan frío y se deformen al hornear.
 Las de almendra y azúcar granulado estarán terminadas en cuanto se enfríen. Las demás, ya frías las decoraremos. Las gruesas que no le habíamos hecho nada las decoraremos con azúcar glass, espolvoreado con un colador. Las finitas las rellenaremos de mermelada (no mucha cantidad para que no se salga) y taparemos con las que tienen el agujero o corazón. Y las rizadas bañaremos una parte con chocolate fundido  en el microondas o al baño maría. Las de chocolate las pondremos sobre papel de hornear y las introduciremos un ratito en el frigorífico para que nos endurezca el chocolate, con las de mermelada haremos lo mismo para que endurezca un poco la mermelada. Cuando estén listas sacaremos y guardaremos en una caja o lata hasta la hora de comerlas.
Las mías eran muy grandes, la próxima vez las haré más pequeñas, aunque nadie tuvo ningún reparo en que fueran tan grandes, algunos incluso repitieron. De este tamaño me salieron dos docenas, así que si las preparáis más pequeñas os saldrán más. Ni que decir tiene que este fin de semana seguro que sorprenderéis con ellas a más de uno, así que animaos a prepararlas, seguro que os encantan.
Feliz fin de semana.
Lidia.

También te gustará

33 comentarios

  1. Aunque no soy una fanática de las pastas de té, tengo que reconocer que las tuyas tienen una pinta apetecible. Dan ganas de comerselas con un cafecito.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué ricas!!
    Me quedo con tu receta... a mi hermana le pirran. Yo he probado a hacer unas cuantas veces y no hay manera.
    Las tuyas han quedado genial de té con pastas de categoría como diría mi abuela, jejeje.
    Un besazo, Luz.

    ResponderEliminar
  3. que pinta tan rica, son igualitas que las que se compran ya hechas pero seguro que las tuyas tienen un sabor mejor :)
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Eres una artistaza, como dices más pequeñitas estarán más elegantes pero más ricas es imposible, son divinas!! Feliz finde!! (cuando puedas ven a verme que sé que la receta que traigo te va a gustar mucho) Un beso cariño!!

    ResponderEliminar
  5. Menudo nivel Lidia... menudo nivel. No soy muy de pastas de té, pero en mi casa, incluido Lola, les privan!.

    No te digo más!

    ResponderEliminar
  6. Menudo trabajo, y de lujo tanto por la variedad como por la presentacion

    ResponderEliminar
  7. Qué artista Lidia! Te han quedado fenomenal!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. admiración siento! que bonitas, seguro que estaban riquísimas!

    ResponderEliminar
  9. Pues nada Lidia que estoy poniendo la cafetera ahora voy para Almuñecar con los cafés y un tupper para traerme las galletas que sobren ... jejejej

    ResponderEliminar
  10. te quedaron preciosas! la pinta es finísima! la del corazón una ternurita!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado de lujo!! me encantan todos los tipos de galletitas que has hecho, GENIAL :D
    hoysonrioalespejo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Fantásticas estas pastitas. Te han quedado perfectas. Me guardo tu receta. Tengo claro, que las tengo que hacer. Que maravilla!!

    ResponderEliminar
  13. Te han quedado perfectas...!!!

    *Pilar*

    ResponderEliminar
  14. ...y para un regalito, geniales.
    Bss y buen finde
    Mar

    ResponderEliminar
  15. son una delicia, como para no para de comer.bs

    ResponderEliminar
  16. Que artita te quedaron divinas muy buena la receta
    besos

    ResponderEliminar
  17. QUerida Lidia, sin duda estas galletas triunfan, y qué decir las fotos, es que ya me dieron ganas de hacerlas, y ahora no puedo pues estoy con la cocina a tope con el ketchup y el tomate frito. Pero lo que me mató fue el abriguito que le has puesto a la taza, ¿me permites copiarlo?. Besitos

    ResponderEliminar
  18. Te quedó una caja preciosa Lidia, estas pastas son una delicia, tanto si las llevas a una reunión como para un regalito incluso. Me quedo con las de mermelada y cualquiera de las de chocolate.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta, podría comerme toda la caja. Bss.

    ResponderEliminar
  20. Mira que he probado galletas pero siempre he pensado que como las de mantequilla ningunas, ademas me encanta que según la forma se le añada un toque distinto.
    La cajita te quedó preciosa chiquilla, ideal para regalar
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. si estoy más cerca me planto en tu casa al café, cualquiera se resiste a esas galletas tan ricas



    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado perfectas. A mí si me gustan las pastas de té, sobre todo las que tienen algo de chocolate. Tienen una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  23. Me encantan las pastas y el te! Son geniales a ver si me animo y las hago un dia de estos.me quedo por tu cocina. Un besito desde Cocinandoenlafraguadevulcano.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Me han gustado mucho tus pastas, he estado mirando tu blog y me gusta mucho las fotos son muy buenas y las recetas también.

    Yo estoy empezando en este mundo y me gustaría que visitaras mi blog de cocina luisaysusrecetas.blogspot.com.es si te apetece y quieres podríamos seguirnos creo que podríamos compartir recetas e ideas, yo ya te sigo.
    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  25. Qué pastas más preciosas te han quedado y la presentación un 10!! total!! me encantan!! de verdad!!
    Un besete y Feliz semana!!

    ResponderEliminar
  26. Madre madre que cosa más buena, me llevo un parrr.Besos guapa

    ResponderEliminar
  27. Hola Lidia, te han quedado unas pastas magnificas!!! En mi casa no suelen faltar las pastas, me encantan!! Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Holaaa! Acabo de conocer tu blog buscando una receta de tarta de queso con cobertura de chocolate, y encontré aquí justo lo que buscaba, por aquí me quedo, un saludo!!
    Carmela de los Dulces de Lía

    ResponderEliminar
  29. Lidia!!!!!!!! no había visto estas pastas ¿cómo es posible????? para matarme. Mira que llevo dándole vueltas unos días para ver qué le preparaba a mi madre para el día de la madre y no sabía el qué, porque ella no es mucho de dulce, pero a unas pastas de té... no les va a hacer remilgos, voya ver qué tal me quedan, a ver si preparo unas entre hoy y mañana y si me quedan bien, le prepraré unas a ella.
    Ya te contaré.
    Besinos

    ResponderEliminar
  30. Que maravilla Lidia te superas en cada receta
    Me encantan tienen que estar deliciosas este finde las voy a preparar que tengo invitados un beso

    ResponderEliminar
  31. Que maravilla Lidia te superas en cada receta
    Me encantan tienen que estar deliciosas este finde las voy a preparar que tengo invitados un beso

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe