TORTILLA DE PATATAS Y BACALAO (CUAJADA EN CRUDO)

martes, junio 26, 2012

Hace ya casi un mes que Carlos Dube publicó esta tortilla, y desde entonces, cada vez que pensaba en una tortilla de patatas me acordaba de ésta. Aparte de sus ingredientes, los básicos de una tortilla de patatasy el añadido del bacalao, que la hacen aún más apetecible, lo que más me hacía recordarla era la técnica de su elaboración, una tortilla de patatas cuajada en crudo, sin freír previamente las patatas. Directamente mezclando los ingredientes y a la sartén. Eso sí, requiere de mucho más tiempo para que cuaje, pero nos podemos olvidar de ella durante practicamente todo el tiempo de su elaboración. Sólo hay que ser previsores y ponerla una hora y poco más al fuego antes de tomarla, porque tarda en cuajar un poco más de una hora, eso si a fuego muy lento. Yo la tuve todo el rato al 3 en la vitro, y sólo subí un poco el fuego al final para que cogiera un poco de color. Otra cosa que me preocupaba era cómo estaría después la tortilla, ¿estarían crudos los ingredientes?, ¿estaría seca la tortilla?. Pues nada, al primer bocado las dudas se disiparon, los ingredientes muy bien hechos y la tortilla mucho más jugosa que la mayoría de las tortillas de patatas que hecho. Así que, después, de un estudio meticuloso de los pros y contras de esta tortilla, ganan los pros de goleada. El único inconveniente sería el largo tiempo de cocción, pero sólo se hace en un tiempo, no como la tortilla tradicional que la hacemos en varias fases.

INGREDIENTES: 

  • 5 huevos
  • 1 patata grande o dos medianas
  • 1 cebolleta mediana
  • 150 gr. de bacalao desalado y desmigado (yo lo compré ya desmigado y desalado en Mercadona, pero podéis desalarlo vosotros mismos como lo hagáis habitualmente)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • Sal (eso dependerá del bacalao, yo si le puse un poco)
PREPARACIÓN:
Dependiendo del bacalao tendréis que desalarlo el día antes, o, como hice yo, directamente usaremos uno ya desalado y desmigado. Aunque lo desmigué un poco más de lo que venía para ponerlo un poco más pequeño.También rallaremos las patatas peladas con un rallador,así como os enseñé a hacerlo en la receta del bacalao dorado. También rallaremos la cebolleta.

Batimos los huevos y los mezclamos con las patatas. Añadimos un poquito de sal.  Mezclamos muy bien y añadimos también los dos dientes de ajo bien picaditos y el bacalao ya desmigado. Seguimos mezclando.
Ahora cogeremos una sartén pequeña (tened en cuenta que la mía era de unos 18 cm. de diámetro y no me salió gordita en exceso, así que si tenéis una sartén más pequeña lo ponéis en ella, con las cantidades que os he puesto sale una tortilla para dos o tres personas, así que no penséis en una tortilla muy grande). Echaremos en la sartén un cuarto de vaso de aceite de oliva (se entiende vasos de los normales, los de toda la vida). Movemos bien la sartén para que quede impregnada bien de aceite por todos los extremos y ponemos a calentar el aceite. Cuando ya esté bien calientes añadimos la mezcla. Aplanamos la superficie de la tortilla con una espátula, mantenemos un minuto a fuego medio y después bajaremos el fuego, como ya os he dicho antes, yo lo puse en el tres en la vitrocerámica. Dejaremos durante una media hora por cada lado. El truco que explica Carlos para saber si ya podemos darle la vuelta es meter una brocheta de madera y si se queda erguida sin llegar al fondo es que ya está lista para darle la vuelta. Al darle la vuelta añadiremos un poco más de aceite a la sartén. Después de darle la vuelta, la dejé otra media hora, y al final le subí un poco el fuego en los últimos minutos para que adquiriera un poco de color, ésto lo hice por ambos lados, ya que apenas había cogido color, al estar tan bajo el fuego.
Ya os he dicho que el resultado es estupendo, y para ésta época de calores sofocantes, junto con una ensalada se convierte en un almuerzo completo. Según comenta Carlos se trata de una forma de hacer la tortilla que se estila mucho en algunos pueblos de España, pero para mi ha resultado innovadora. Me parece que voy a probar con la tortilla de patatas tradicional, pero a cuajarla con esta técnica. Ya os contaré la experiencia.
Lidia.

También te gustará

42 comentarios

  1. Nunca he hecho la tortilla así, pero sí la he hecho sin freír las patatas, sino cociéndolas un poco en el microondas antes de añadirlas a los huevos. Después a fuego lento en la sartén, pero no tantísimo tiempo, claro, con la patata casi cocida es más rápido.

    Nunca le he echado bacalao a la tortilla. Tendré que probarlo, sin duda.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, que técnica más curiosa, nunca lo hubiera pensado!

    Yo no soy muy de tortillas, la verdad, pero así con patatas y bacalao la verdad es que me está apeteciendo!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien te ha salido... Es que con la cebolla creo que debe de quedar mejor que sin ella, vaya, pues me alegro mucho que os haya gustado. Hay que planificar un poco su preparación, pero es bien simple...

    ¡y como huele al hacerla verdad??

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pero que buena pinta....en casa todavía nos gusta mas crudita por dentro...
    beesos

    ResponderEliminar
  5. A mi también me gusta mucho esta receta porque además es sanísima, la jugosidad de la cebolla también me parece un punto muy importante, sólo falta el tupper para meterla y al campo..je, je. un besito princesa!

    ResponderEliminar
  6. SEguro que tiene un saborazo esta tortilla, siempre apuesto por las cosas que se toman su tiempo porque siempre suelen tener buenos resultados. Así nunca la he hecho, pero un día de estos que tengamos tiempo, la prepararemos... sólo en un poquitín de tiempo más porque de la otra forma hay que estar friendo patatas que también se tarda unratín y esta es solo de una vez... ¿Sabes lo que hago algunas veces para que la tortilla no tenga tanto aceite? Poner las patatas previamente en el microondas con un chorritín pequeño de aceite y una vez cocidas las cuajo con el huevo... Queda una tortilla más ligerita y también está muy rica... Esto de las tortillas es ir probando, y por cierto no te he dicho nada del bacalao, me encanta!! Besos

    ResponderEliminar
  7. Que curioso!! habrá que probarlo, tiene muy buena pinta
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Ya nos pareció curiosa cuando la vimos en el blog de Carlos. Ahora la tuya lo confirma, te ha quedado perfecta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. pues es una forma diferente de preparar la tortilla pero seguro que es lo que requiere ese ingrediente tan especial como el bacalao. por la pinta que tiene debe estar buenísima.
    besos!

    ResponderEliminar
  10. Esta es la tortilla de mi madre, ella siempre la hacía con la patata cruda rallada y la dejaba tiempo indefinido hasta que cuajaba, estaba de muerte y esta tuya con el saborcito a bacalao mejor aún. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Es la primera vez que veo lo del cuajado en crudo (es lo que tiene ser nueva por estos lares). La tortilla se ve muy rica, además me encanta el toque del bacalao. Algún día con tiempo y paciencia para esperar a que cuaje la probaré. Un saludo. Cris G.

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado fenomenal y que rico huele la cocina cuando se está preparando!!
    Mi madre hacía una directamente en el caldero, cuajando todos los ingredientes, pero no quedaba tan bonita como esta!!
    Besitos reina!!!

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante esta tortilla y como tu dices mi derivación es que viendo la pinta lo dice todo, besos.

    ResponderEliminar
  14. Hay que probarla de esta manera. Seguro que está rica igualmente. Yo le veo el grosor perfecto. Besiños.

    ResponderEliminar
  15. Buena pinta. Pero no me apunto al bacalao!

    ResponderEliminar
  16. Sin duda habrá que probar, ya con el nombre de la receta te pica la curiosidad, besitos

    ResponderEliminar
  17. Bueno Lidia...me la llevo, no se si en la forma de preparar que me parece muy buena, yo hago alguna vez asi la tortilla de papas...pero desde luego por lo ingredientes...me encantan con ese toque de cebolleta y bacalao...
    Besos

    ResponderEliminar
  18. pues la verdad que tiene una pinta estupenda. ME entran ganas de ponerme a ello. Bss guapa

    ResponderEliminar
  19. Pues tengo que decirte que cuando la puso Carlos, yo también me quedé pillada de esta tortilla y no he dejado de darle vueltas, lo que pasa es que no he encontrado todavía el momento, pero que la hago la hago fijo, porque yo creo que la tortilla de patatas es lo que más me gusta del mundo (con cebolla) y el añadido de mi pescado favorito la hace aún más apetecible, así que creo que ya estoy tardando en ponerme a ello, verdad? La tuya está realmente perfecta!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Tengo que releer la receta porque como tengo que leer otra previa tardare un ratillo..... volvere en cuanto temreine en la cocinay comentare de nuevo.....

    ResponderEliminar
  21. Curiosa receta, aunque haciendo memoria creo que algún familiar lejano de un amigo en alguna aldea de Galicia -y no era Obelix- hacía la tortilla así pero lo había borrado de mi memoria.....
    Habrá que intentarlo.
    Un besote muy fuerte
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  22. La he probado solo de bacalao, y estaba buena así que con patatas tiene que estar de lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Su aspecto no tiene nada que envidiar a la tradicional tortilla friendo las patatas, el factor en contra es el tiempo, pero habrá que probar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Lidia, porque lo dices tu y yo me fío de tí, pero... es rarita esta forma de hacer la tortilla de patatas ¿no?

    ResponderEliminar
  25. Yo me tomaría ahora mismo un pincihito con la pinta que tienen y el hambre que tengo. Que rica y además con un poco de bacaladito¡¡¡

    La tortilla de patata nunca falla, se haga como se haga, y yo esta técnica no la he probado nunca, pero ya estoy tardando con la garantía tuya y de Carlos es suficiente.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  26. Tiene una pinta buenísima, yo recuerdo de pequeña que mi abuela las hacía así, lo que no recuerdo era que tardase tanto, ya que en un pis pas nos la comíamos.
    besos,

    ResponderEliminar
  27. Que buena pinta tiene esta tortilla!!

    Abrazos, Fabiana.
    http://sabornoprato.blogspot.com.br

    ResponderEliminar
  28. que curioso, es la primera vez que veo hacer la tortilla asi


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  29. Ahorras calorias. Mi suegra la hacía así rallando la patata. Claro que con la cebolleta y el bacalao, una tortilla de 10.
    Besazos

    ResponderEliminar
  30. Oye, pues voy a tener que probar a hacerla así, que además te ahorras las calorías de freír las papas
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Que curioso!!! no conocía este método de cocinar una tortilla... tiene que estar muy rica con el añadido del bacalao.. esperaremos al invierno que ahora con el calor da un poco de pereza tanto tiempo de cocina... Me encanta!! bessos

    ResponderEliminar
  32. Tiene una pinta estupenda..a demas de ser mucho mas sana! un eso

    ResponderEliminar
  33. Para mí es totalmente novedosa esta técnica, ya probaré, veo que tiene un corte estupendo, no se me olvida...

    ResponderEliminar
  34. me parece curioso la verdad,la pinta es estupenda¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  36. Que forma más curiosa, habrá que probarla porque yo con la dieta no frio las patatas, las pongo a fuego minimo y tapadas y se van haciendo poco a poco, luego la cuajo como una normal y sale más ligera, pero creo que asi, mucho más, gracias por la idea.
    Por cierto, si tengo una duda, no se queda demasiado hecho o seco el bacalao tanto tiempo al fuego? me gusta el pescado al punto y suelo echarlo al final cuando voy a cuajar la tortilla, solo eso. Besos

    ResponderEliminar
  37. PUES ME ENCANTA LA IDEA LIDIA !!!!
    hummmm buenisima !

    ResponderEliminar
  38. Pues yo nunca había oído esta técnica, suena muy curiosa para mí. Ahora en verano no creo que me anime a una cocción tan larga, pero suena de lo más interesante, y te ha quedado una tortilla espectacular, Lidia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  39. No deja de sorprender nunca el juego que da la tortilla, sin duda alguna es una manera diferente de hacerla y se ve muy rica.
    Un abrazooo!!

    ResponderEliminar
  40. Muy curioso Lidia. Ni lo había oído, ni visto y me ha llamado poderosamente la atención. No parece que tarde más tiempo en prepararse que la tradicional que, entre que fríes la patata y la cebolla, las dejas reposar en el huevo y luego la cuajas pues te has plantado en la horita facilmente.

    Tomo nota que esto lo tengo que probar yo.

    Bss

    ResponderEliminar
  41. Muy curioso, no la había oído nunca, tendré que probar a hacerla ¡besos!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe