GOXUA

miércoles, marzo 21, 2012

De este postre lo único que no me gusta es el nombre, no por nada en especial, sino porque se me olvida de una vez para otra. La razón es que no lo conocía hasta que las chicas De Norte a Sur, Rocío y Ana, propusieron este postre típico de Vitoria, para su propuesta de Marzo. Ya llevan unos meses enseñándonos platos típicos de distintas comunidades autónomas y este mes tocaba el País Vasco, y para mí ha sido un gran descubrimiento, de hecho no suelo poner dos recetas dulces seguidas y no he podido resistirme esta vez, me ha parecido un postre genial, de los de toda la vida. A mi me ha recordado su sabor a la tarta San Marcos, y mi marido se ha acordado de los piononos cuandos se lo tomaba. 

Ellas nos los preparaban en la versión individual de los vasos, aunque también mencionaban que se solía preparar en una cazuela de barro y luego hacer porciones, así que yo me he decidido por las dos versiones. El bizcocho de los vasos va bañado en ron (como siempre El Mondero), y el de la cazuela de barro lo he bañado en leche por si los niños se animaban con él. Las dos versiones están estupendas, al igual que las dos presentaciones. Aunque me he quedado con la idea de prepararlo en versión tarta para la próxima vez, creo que puede estar estupenda. Claro que es una bomba calórica, por lo que no es conveniente repetirlo con mucha frecuencia, sino dejarlo para ocasiones especiales.


INGREDIENTES:
  • Para el bizcocho: 
  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de harina bizcochona o 100 gr. de harina normal más 7 gr. de levadura en polvo tipo royal
  • Para bañar el bizcocho:
  • Ron o vino dulce
  • Leche
  • Para las natillas:
  • 500 ml. de leche
  • 50 gr. de maicena
  • 3 yemas
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar avainillada
  • Para la nata:
  • 400 ml. de nata para montar
  • 4 cucharadas de azúcar glass
  • Para el caramelo:
  • 1 vaso de azúcar


PREPARACIÓN:
Yo he seguido la receta de Rocío, aunque con alguna tímida variación que os comentaré. Para empezar haremos una plancha de bizcocho genovés. Para ello montamos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y después iremos añadiendo con movimientos envolventes la harina tamizada y la levadura. Ponemos una bandeja pequeña de horno con papel de hornear y echamos la masa, no ocurre nada si no se completa del todo, no se mueve, así que os quedará de  la forma con la que la echéis en la bandeja. A mi me ha salido una plancha de  bizcocho ovalada. Pero si queréis podéis utilizar un molde redondo y la obtendréis más pequeña y más gordita la plancha. Metemos en el horno precalentado a 180º de 12  a 15 minutos o hasta que veamos el bizcocho dorado. Sacamos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras se hornea el bizcocho podemos ir preparando las natillas, ya que habrá que dejarlas que se enfríen antes de montar el postre. Empezamos separando del medio litro de leche un vaso, en el disolvemos bien la maicena. Y añadimos a un bol donde habremos puesto el otro resto de leche. Añadimos el azúcar normal, el azúcar avainillado  y las yemas de huevo. Batimos con la batidora y ponemos  en un cazo al fuego, removiendo con una cuchara de palo hasta que espesen, pero sin dejarlas hervir. Retiramos y dejamos enfriar.

Ahora montaremos la nata, con la ayuda de unas varillas. Rocío no ponía nada de añadirle azúcar, pero yo he considerado oportuno hacerlo, aunque si queréis prescindir de él podéis hacerlo, ya que el postre ya es dulce de por sí y si tenemos en cuenta que lo recomendable es comerlo de abajo arriba, es decir, todo a la vez, pues supongo que compensarán unas capas con la otra. De cualquier forma, yo no he puesto excesivamente dulce la nata, por lo que el resultado final ha sido dulce sin excesos.

Montaremos el postre de la siguiente forma: cortamos el bizcocho de la medida de los vasos o de la fuente de barro. Bañamos con el ron o con la leche, con la ayuda de un pincel de cocina. Vertemos una capa de nata del mismo grosor que la plancha, y terminamos con otra capa de natillas. Introducimos en el frigorífico hasta la hora de servir, que será cuando hagamos el caramelo. Para ello pondremos un vaso de azúcar en una sartén antiadherente y dejaremos al fuego hasta que se haga caramelo. Después, con mucho cuidado iremos echando sobre nuestro postre. También podéis sustituir el caramelo por azúcar morena quemada con soplete.

Pues ya habéis visto lo fácil que es prepararlo, un poco laborioso sí, por sus fases, pero la verdad es que resulta un postre de los de siempre, con los sabores auténticos de nuestra tierra, y se me antoja muy apropiado para estas fechas de Cuaresma, así que ya tenéis otro postre por añadir a vuestro recetario. Gracias Ana y Rocío por este descubrimiento.
Lidia.

También te gustará

45 comentarios

  1. GOSTEI DO NOME E ADOREI O ASPECTO ,COM ESSE CARAMELO ...QUE DELICIA.
    BJS

    ResponderEliminar
  2. Pues tu marido tiene razón, por los ingredientes y demás, se puede parecer mucho. Qué rico!. Nunca lo he tomado pero sí lo conozco por recetarios y conversaciones. La pinta es fantástica!

    ResponderEliminar
  3. tremendamente bueno y asi en vasito queda maravillosamente bien
    beso

    ResponderEliminar
  4. Me la apunto, y me gusta esa presentación individual. Entonces dices que se parece a la San Marcos? qué rico!

    ResponderEliminar
  5. Bomba calórica, como tú dices, lo es, pero tiene que estar riquísimo. Estoy viendo el caramelo de encima y es una delicia. Bs

    ResponderEliminar
  6. No la he probado nunca pero tiene que estar deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Conocí este postre hace unos días, y me han dado unas ganas de comerlo, que a lo mejor me animo. El que has hecho tu me parece que tiene una pinta de 10. Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la goxua y la tuya se ve riquisima.

    Una magnifica presentacion.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  9. No lo he probado, que pinta mas buena, me lo apunto,un beso

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado estupendo reina, ya tengo curiosidad por probarlo, sólo falta hacerlo.
    Besitos, unas fotos preciosas

    ResponderEliminar
  11. Es un postre no solo típico en Vitoria, sino en todo el País Vasco, es delicioso, yo lo hago en varias ocasiones y, no dejas de comer por lo suave y rico que está, además es sencillo de hacer, una delicia, tanto en copas, como en porciones o en tarta, está exquisito de cualquier manera, no hay más que ver el resultado tan maravilloso que te ha quedado a ti, riquísimo

    Yo también le echo azúcar a la nata

    Si quieres hacerlo más sencillo, con unos sobaos sustituyendo al bizcocho queda de muerte
    Besotes y ¡¡que aproveche!!, jejejeeje

    ResponderEliminar
  12. Coincidimos hoy con la entrada, a mi también se me paso por la cabeza la versión tarta y me tiré al río, jajaja

    Besos

    ¡Qué buena está la receta!

    ResponderEliminar
  13. Que delicia de postre! no sabía que existia pero si te ha recordado a la tarta san marcos debe ser increible el sabor
    http://hoysonrioalespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. virgen santa!!!!!! que cosa mas buena, requetebuena!! no lo conocía, pero me lo apunto, me lo imprimo o lo que haga falta. bss. gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  15. desconocia este postre,por lo tanto nunca lo he probado,pero madre que pinta tiene!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  16. Nunca lo he probado, me animaré con tu receta porque se ve buenísimo.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  17. Que postre tan apetecible, se ve delicioso! 1 besito

    ResponderEliminar
  18. Un postre muy rico. Hace mucho que no lo tomo, me diste una idea.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Adoro este postre, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, voy a ponerlo entre mis favoritos. Espero que sigas haciendo estas cosas tan ricas!
    Besos

    Lucía

    ResponderEliminar
  20. Ya estoy tentada de hacerlo, veo que queda estupendo en las dos versiones y como tú dices, parece un postre caserito de toda la vida, apetece mucho probarlo!!!

    ResponderEliminar
  21. Me están entrando unas ganas de hacerlo al ver el tuyo con ese caramelo por encima, tiene que estar muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. No lo he probado, pero si se parece al pionono me apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. la verdad es que lo he visto ya en muchas versiones y me encanta, es tan facilito de hacer y sin embargo debe estar riquísimo con esa combinación
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Es el segundo goxua que veo hoy y me está entrando unas ganas de comerlas ...que ricas tienen que estar !!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  25. He conocido este postre ahora a través de los blogs, pero me recuerda en cantidad a las natillas que nos hacia mi madre cuando pequeños de los sobres de flanin que le ponia caramelo y bizcocho al fondo y estaban tan ricas- seguro que con la nata aún más. BEsitos

    ResponderEliminar
  26. Lidia, fantástico el Goxua y las fotos son una maravilla. No se por cuál de ellos decidirme, si por los vasitos o por la cazuelita, de cualquiera de las formas son la mar de tentadores.
    Nos alegra un montón que participes este mes en nuestra propuesta y esperamos verte en más ocasiones. Suerte en el sorteo y un besin muy fuerte desde el norte

    ResponderEliminar
  27. Tanto en los vasitos como en la cazuela queda un postre genial. Besos

    ResponderEliminar
  28. Unos vasitos para tomar uno y querer otro, que ricos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  29. Tiene muy buena pinta en las dos versiones. Besos

    ResponderEliminar
  30. riquisimo las fotos dicen "comeme"

    ResponderEliminar
  31. hola que rico he? , lo descubri en un viaje a bilbao delicioso sinceramente ahora ya no tengo excusa para poder hacerlo
    gracias por poner la receta me encantó su textura i me encantó bilbao al completo al igual que portugalete, getxo, santurce divinos y sus pintxos sus tapas sus platos sus gentes !!!!
    UNA MARAVILLA

    ResponderEliminar
  32. Uhmmmmmmmm qué postre mas apetecible a esta hora que tengo mono de algo dulce. Te ha quedado fantástico.
    Un besito

    ResponderEliminar
  33. me ha encantado este postre, la combinacion de sabores tiene que ser exquisita


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  34. Lidia no conocía este postre y tiene que estar de vicio!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  35. Llevo varios días viendo esta delicia por los distintos blogs y cada vez me gusta más (estos tuyos están de lujo) Creo que es una señal: tengo que prepararlos. Besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  36. De impresión chikilla! te ha quedado un postre de escándalo, y con unas fotos de lo más primaverales. Bieeeeen!!! me alegro un montón que hayas podido mandar propuesta este mes, así que te deseo mucha suerte en el sorteo y a cambio te mando un besote fuerte!

    ResponderEliminar
  37. Creo que esto es una verdadera tentacion que nadie puede despreciar...
    Besitos

    ResponderEliminar
  38. Divinisimaaa y seguro que estaba de muete relenta.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  39. Que bonita presentacion,unas fotos preciosas ^^
    besotes!! ;)

    ResponderEliminar
  40. Que buenooooooo!!!
    Delicioooossoooooooooo!!

    ResponderEliminar
  41. Ooooooohhhhhhhhhhhhhhh urfsssssssssssss que rico! Una bomba, eso sí, pero deliciosa!

    ResponderEliminar
  42. Que ricura!!! acabo de descubrir tu blog, me quedo por aqui
    Un besito

    ResponderEliminar
  43. Enhorabuena Lidia,un postre de los de categoría,por el contenido y por la presentación,me ha gustado mucho.Por mi parte no creo que pueda participar este mes porque ya me ha cogido el toro y entre semana con el curso de cocina me viene muy mal y como el plazo acaba el finde que viene ... En fin,haré lo posible :) Me dejo ya de chacharas que me enrollo más que una persiana vieja ^_^ Bss

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe