ROSCÓN DE REYES

domingo, diciembre 05, 2010

Habéis visto bien, es un Roscón de Reyes, ¡el 5 de diciembre!, y es que yo no podía esperar, después de haber visto a Su de Webos Fritos hacerlo on line me decidí a hacerlo. El año pasado hice otro receta y este año he probado con la de ella. No os puedo decir el resultado pues aún no lo he probado, pero buena pinta tiene, ¿no?. La receta la he copiado de ella porque mejor que ella no lo puedo explicar yo, además si pincháis en enlace anterior podréis verla hacerlo en video.

Ingredientes:
Para el azúcar glas aromatizado:
  • 120 gr de azúcar glas
  • La piel de medio limón —solo la parte amarilla—
  • La piel de media naranja —solo la parte naranja—
Para preparar la masa madre:

  • 70 gr de leche entera
  • 10 gr de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 gr de harina de fuerza

Para la masa:
  • 60 gr de leche entera
  • 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 20 gr de levadura fresca de panadería
  • 25 gr de agua de azahar —al gusto—
  • 450 gr de harina de fuerza
  • 1 pellizco de sal
  • Los 120 gr de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja
Para la decoración:
  • Huevo batido
  • Azúcar humedecido con unas gotas de agua
  • Naranjas confitadas
  • Guindas en almíbar
  • Almendras laminadas

Preparación:

Primero prepararemos la masa madre, para ello debemos deshacer la levadura e la leche tibia y luego mezclar con el resto de ingredientes y hacer una bola con ellos. Metemos en en un bol con agua templada y cuando flote la bola es que estará lista para utilizar en la masa principal.
Para preparar la masa principal, debemos mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador.
Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre.
Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
 Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
 Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
 A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
 Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.
 Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua, almendras laminadas y frutas confitadas.
 Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
 Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.
 Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente. 
Yo lo he rellenado con nata montada, aunque se puede rellenar con trufa, crema pastelera o lo que más os guste.
Lidia.

También te gustará

2 comentarios

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe